Capitán Nazareno, El guardián de la Sevillanía, es el título de la nueva Muestra de Agustín Israel Barrera García, versada en su personaje más popular, el Capitán Nazareno, un defensor a ultranza de su hermandad del Cristo del Metrocentro y su Virgen del Metropol, de la que es camarero y vestidor. Es el guardián de aquello que Antonio Burgos definió como “sevillanía”, lo que hoy se ha convertido en el concepto que define lo tradicional y propio de esta ciudad, de esos valores antropológicos a la par que chovinistas comenta el artista Agustín Israel Barrera.

La trama, con sus peculiaridades, no difiere de las historias clásicas de superhéroes de la Marvel. Se trata de un chico cofrade que vive en la calle Orfila y que Inconscientemente, tras un leve accidente ‘cofrade’, ha adquirido el poder de la sevillanía. Cuando vea atentar contra la integridad de estos valores, se transformará en ‘Capitán Nazareno’, doblegando al vandalismo, frenando los agravios contra el patrimonio y la moralidad de Sevilla. Hay numerosos guiños a los tebeos que leyera en mi infancia, con claras alusiones a Superman, Spiderman, Asterix o Tintín. El cómic se publica por entregas o capítulos en tiradas numeradas de 500 ejemplares -como un objeto artístico-. En el nuevo capítulo conocerá a Jhenny de pino Montano, una flamenca killer que dará mucho que hablar, y que aparece en esta muestra. El título de esta edición será “ya huele a Feria”.

Sobrevolar las Setas de la Encarnación, otear las maravillosas vistas de Híspalis desde la Torre Pelli. “Sevilla es Giralda y es Metropol Parasol; Sevilla es Semana Santa y es Alamedeando o Contenedores, Perfopoesía, Mes de la Danza, etc.”, Sevilla es tradición, pero también modernidad, aunque a algunos les cueste verlo. Capitán Nazareno no es un defensor más del ‘ombliguismo’ y el chovinismo”, sino, por el contrario, el héroe que viene a realzar los valores de la tradición aderezándolos con la realidad social y el avance de los valores contemporáneos. ¿Se puede ser cofrade y admirador de las “Setas”?, Se puede ser ‘capillita’ y seguidor de la danza contemporánea. Tolerancia y multculturalidad son algunos de los valores que propugna este satírico personaje, un héroe con superpoderes que, llegado el caso crítico, defiende por igual tanto a un cofrade conservador como a un arquitecto vanguardista.

Ver galería de fotos de la exposición

Agustín Israel Barrera García
Nacido en Morón de la Frontera en 1980, versado en diferentes áreas del mundo artístico, Agustín Israel Barrera García, compatibiliza la tradición-folklore con la conciencia autocrítica. Doctor en Historia del arte, Licenciado en Bellas Artes tanto en pintura como en diseño, además de haber realizado un Master en experto en gestión Cultural. Sus ansias de aprendizaje lo obligan a indagar con diversos medios desde la fotografía a la videocreación, de la simple pintura al complejo mundo de la instalación. La temática escogida no lo separan de la tradición: azulejo árabe, de raíces andalusíes, cartel de fiestas, figuraciones y simbologías de la Semana Santa y Feria, tema además que sirvió de guía para su tesis doctoral titulada “la Imagen de Sevilla y sus fiestas; Creadores contemporáneos”.
Este amplio abanico de posibilidades hacen que Agustín Israel se implique en el estudio sociológico, kinésico y simbólico, incluso a veces psicológico del mundo tradicional que lo rodea. De ahí el por qué de su obra, no existe un personaje más andaluz que aquel capaz de sentir la barroca agonía de la Semana Santa y el sentir flamenco, mezcla de intromisión disfrazada sobre fondo de sorprendente alegría lunar. Voyeur eterno de una ciudad de cartel y de carteles. Típicos y tópicos. se ha acercado a la imagen de Sevilla y de Andalucía desde la más ortodoxa tradición y desde la más libérrima ironía.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.